Últimas Noticias
Hoy
11 December 2017
taller_antiaging

Ultrasonidos focalizados para producir neocolagénesis

Qué son los ultrasonidos focalizados

Esta tecnología actúa focalizando la energía en determinados puntos y a diferentes niveles de profundidad de la piel. De esta forma consigue aumentar la temperatura en esos micropuntos hasta los 65-70ºC, mientras que el tejido circundante actúa a modo refrigerador, evitando así quemaduras o lesiones a nivel interno.

Reacción del organismo ante los ultrasonidos

Cuando realizamos el pulso, el cartucho focaliza la energía en un micropunto (micras), consiguiendo aumentar la temperatura entorno a los 70ºC. Como consecuencia, conseguimos un daño tisular focalizado que va a desencadenar la activación del sistema inmune para la fagocitación del tejido dañado y eliminado del organismo por medio de los macrófagos. Posteriormente se produce la activación de fibroblastos que van a producir conexiones dentro de la piel gracias a la formación de nuevas fibras de colágeno. Esto provoca una mayor firmeza y elasticidad en la piel.

Tipos de tratamientos

La tecnología HIFU de la que dispone el equipo Lift-ten, está pensada para realizar tratamientos de neocolagénesis (generación de nuevas fibras de colágeno), consiguiendo el tensado cutáneo y la eliminación de la flacidez. Asimismo, también puede realizar tratamientos de lipólisis, eliminando acúmulos grasos de difícil acceso.

Beneficios ante otras intervenciones similares

A nivel estético y con respecto al tratamiento de neocolagénesis, es el tratamiento más efectivo que existe actualmente, pues no solo es capaz de eliminar las fibras de colágeno viejas y que están laxas, sino que activa el sistema de regeneración interno del paciente para la formación de nuevas fibras de colágeno.

Los beneficios de este tratamiento con respecto a los tratamientos de infiltración de producto para compactar o tensar el tejido, es que se trata de un tratamiento que activa la regeneración del cliente, manteniendo activo nuestro sistema regenerador. En consecuencia, este tratamiento va a permitir que el sistema regenerador endógeno del paciente sea el encargado de restaurar la elasticidad y firmeza del tejido de forma natural y continuada.

Duración de sus efectos

El efecto de los tratamientos puede permanecer entre 6 y 12 meses, en función de diferentes factores que van a afectar de un modo directo (edad, área de trabajo, cuidados posteriores, hábitos fumadores) o indirecto (cantidad de agua, contaminación ambiental).

Zonas en las que se puede realizar el tratamiento

Se pueden realizar tratamientos tanto faciales como corporales. El único factor limitante es el grosor de la piel, que sobretodo en tratamientos corporales, varía considerablemente. Para solucionar este problema, existen cartuchos que permiten trabajar a diferentes profundidades de la piel y amplia el rango de zonas de tratamiento: abdomen, glúteos, caderas, frente, brazos, parte superior de las rodillas, doble mentón, zona orbicular, cara interna de los muslos, dorsales, mejillas y lumbares.

Información:
Med.apolo
www.med-apolo.es
Revista Vida Estética – Edición Octubre 2017

POST PUPULARES