Últimas Noticias
Hoy
17 October 2018
pecho femenino_preview

Cuidados del busto para no encubrir la belleza femenina

El busto es injustamente desatendido y/u olvidado en muchas ocasiones, sobre todo por parte de las mujeres más jóvenes. Parece que la mujer sólo repara en la importancia de su cuidado cuando sufre, desgraciadamente, alguna alteración como un cáncer de mama o flacidez derivada de un periodo de lactancia.

Desde la cosmética natural se puede tratar el pecho sin someterla a cirugías, y gracias a ingredientes 100% naturales como:

Extracto de Fenogreco (Trigonella foenum-graecum seed extract)

Planta de origen oriental cultivada actualmente en toda la región Mediterránea, cuyas flores y semillas han sido utilizados desde la antigüedad, especialmente sus semillas por su poder estimulante y afrodisíaco. Es una de las plantas medicinales más antiguas.

Propiedades: reafirmante, tonificante, nutritivo, emoliente y regenerador

Extracto de Commiphora Mukul (Resin extract)

Arbusto originario de la Península Árabiga y que crece especialmente en las zonas áridas del oeste de la India. El exudado es una resina conocida como Bdellium (bedelio) en la Biblia (Genesis 2:12) y es una de las sustancias odoríferas más antiguas.

La oleoresina que se obtiene de la incisión del tallo se conoce como ͞Guggul y se ha utilizado durante siglos como antiinflamatorio ayurvédica e immunoestimulante en la medicina.

Propiedades:

-Incrementa el nivel de triglicéridos en los adipocitos actuando en dos enzimas clave relacionados con la lipólisis (inhibe cAMP) y la lipogénesis (activa G3PHD). -Extraordinario poder reafirmante y tonificante de la piel del busto.

La sinergias de aceites vegetales y esenciales ofrecen resultados sublimes:

Aceites vegetales como las almendras, avellanas o rosa mosqueta ecológica. Todos ellos fuente de ácidos grasos esenciales, principalmente oleico, linoleico y linolénico que proporcionan minimizar la pérdida de agua transepidérmica, la formación y crecimiento celular de la piel y activar los mecanismos de defensa (protección f.barrera / antiinflamatorio)

Aceites esenciales como:

• Limón: Dermoprotector, regenerador, tonificante, rejuvenecedor y despigmentante

• Naranja: Tónico, calmante e hidratante

• Lemongrass: Dermoprotector, tonificante, astringente, revitalizante

• Geranio: Regenerador, hidratante y dermoprotector

• Ylang-ylang: Tónico vitalizante, detoxificante, hipotensor Además, dedicando un tiempo a implementar en la rutina los siguientes hábitos saludables que proponemos para la salud del busto, tanto el cuerpo como la mente se sentirán un estado de equilibrio y bienestar:

1) Realizar una sesión de sauna a la semana favorece la eliminación de las sustancias químicas absorbidas del medio ambiente y los metales tóxicos almacenados en los tejidos grasos.

2) Dedicar un tiempo de 40 minutos al día a ejercer una actividad física (andar, nadar, bailar,…)

3) Favorecer la conciliación de un sueño profundo y reparador en el ambiente adecuado, a oscuras y sin ruido.

4) Utilizar productos sin tóxicos para limpieza doméstica, como el bicarbonato de sodio y vinagre. Evitar los productos de limpieza con cloro. El cloro se combina con el carbono en el cuerpo para actuar como los estrógenos u hormonas femeninas.

5) Evitar los cosméticos con tóxicos. Lea las etiquetas y elija las marcas más naturales. Evitar los parabenos y ftalatos que pueden actuar como los estrógenos.

6) Beber al menos 2 litros de agua al día y mantener los alimentos almacenados en el refrigerador en envases de vidrio, cerámica o en acero inoxidable en lugar de plástico. La lixiviación de plástico bisfenol A, actúa como la hormona del estrógeno.

7) Adoptar una dieta equilibrada y rica en nutrientes esenciales. El modelo de la dieta Mediterránea es ideal.

8) Tomar el sol con moderación, 15 minutos al día son suficientes para mantener unos niveles equilibrados de Vitamina D esencial para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

9 ) Explórate tu misma: La Sociedad Americana del Cáncer deja muy claro que desde los 20 años hay que hacer una autoexploración mensual.

Cuándo: El mismo día cada mes; el mejor, después de terminar con el periodo.

Cómo: Ponte frente al espejo, con las manos en la cintura, y observa si hay alguna variación en el pecho –incluidos los pezones–. Luego sitúa la mano izquierda detrás de la cabeza y usa los dedos de la mano derecha para comprimir el tejido del pecho izquierdo y buscar algún bulto en el pecho y en la axila. Haz lo mismo con la otra mano.

10) Elegir un sujetador adecuado. Llevarlo o no es una elección personal, salvo en la lactancia, en el postparto y si se tiene síndrome premenstrual, momentos en los que es muy recomendable. Si lo usas, ten en cuenta:

Cómo: Los más recomendables tienen tirantes anchos, están hechos de fibras naturales, ͞y no hacen marca debajo del seno ni en los hombros. Puedes o no dormir con él; pero si lo haces, que no lleve aros y procura que sea muy suavecito.

Decía el escritor francés Paul Valerie que el busto es el órgano más profundo porque está conectado con la belleza, la sexualidad, la maternidad, la auto-estima y es una fuente de placer. El busto es también el símbolo de amor y de la generosidad que son la esencia y el poder de la energía espiritual de la mujer. Por eso: EL BUSTO ES FUENTE DE BELLEZA, PLACER Y VIDA.

Información:
Alqvimia
www.alqvimia.com
Revista Vida Estética – Edición Septiembre 2017