Últimas Noticias
Hoy
20 November 2017
_MG_0159_preview

Dr. Ricardo Ruiz, la dermatología más humana

El Dr. Ricardo Ruiz es dermatólogo oncológico y estético en la Clínica Dermatológica Internacional y jefe de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber de Madrid. Además, es profesor de Dermatología honorífico de la Universidad Autónoma de Madrid. Su currículum se colma de méritos y de formación en el extranjero. Sin embargo, lo más destacable es la enorme sensibilidad hacia el paciente y el respeto a la Medicina, tal y como se desprende de sus palabras.

¿Cuál es su concepto de belleza?

Creo que muchas personas son bellas, aunque no se adapten a los cánones de belleza. Cada persona envejece a su manera y hay muchas formas de ser bello. Los médicos que realizamos dermatología estética debemos educar nuestra sensibilidad para detectar el potencial de belleza de cada paciente. Lo importante no es conseguir el ideal de belleza con nuestros pacientes, sino hacerlos sentir bien. Ser bello es sentirse bello. Y con las técnicas modernas de rejuvenecimiento los dermatólogos podemos ayudar a nuestros pacientes a envejecer de una forma discreta y elegante.

¿Qué le atrae de la dermatología estética?

A primera vista la dermatología estética puede resultar una especialidad algo frívola. Pero es fascinante cómo puedes ayudar a los pacientes a mejorar su calidad de vida si practicas una dermatología estética honesta y rigurosa. Ayudar a un paciente con quimioterapia a mejorar la calidad de su piel o de su pelo, eliminar un angioma (tumor rojo) con láser a un niño en la cara que le estaba dificultando la visión, limpiar una mancha hormonal a una chica joven, tratar las cicatrices de acné de un adolescente con láser CO2 fraccionado, mejorar la calidad de vida de un paciente con parálisis facial usando bótox, o hacer que una mujer que se vea en el espejo con la edad que se siente, son hechos que hoy la dermatología estética moderna puede conseguir de forma segura y eficaz.

¿Cómo debe cuidarse la piel de una persona que está en tratamiento oncológico?

La dermatología estética también puede ayudar mucho a los pacientes con cáncer. Los efectos en la piel de las quimioterapias son eccemas, foliculitis, lesiones cutáneas tumorales, etc. y la radioterapia suele producir una dermatitis muy intensa en la zona radiada, que en ocasiones produce mucho escozor y dolor. El uso de crema hidratantes especiales es fundamental para aliviarlo. Y es importante no exponer la zona al sol. Además, la piel de los pacientes con cáncer siempre está muy seca por lo que la hidratación extra de la piel es fundamental. En Clínica Dermatológica Internacional estamos muy orgullosos de nuestro programa #ENLAPIELDELPACIENTECONCANCER que consiste básicamente en la atención gratuita a los pacientes que tengan problemas de la piel derivados de su cáncer o de los tratamientos derivados del mismo y en la educación de este tipo personas para que sepan convivir mejor con su enfermedad.

¿Cuál es la mejor forma de protegernos del sol? ¿Qué productos recomienda?

Tener en cuanta nuestro decálogo sobre la Protección Solar.

  1. NO EXISTE LA PROTECCIÓN TOTAL. Aunque nos pongamos una crema con el mayor índice del mercado siempre pasa algo de radiación ultravioleta a la piel. Por eso además de usar las cremas de fotoprotección debemos exponernos con moderación.
  2. La diferencia entre los índices de protección a partir de 15 es mínima. Un índice de protección 30 bloquea el 96,7%, mientras que un índice de protección 50 bloquea el 98%.
  3. Un índice de protección 20 significa que una persona tardaría 20 veces más tiempo en ponerse roja al sol que si no llevara crema de protección.
  4. La mayor parte de las cremas de protección solar tardan mínimo 20 minutos en actuar. Por eso hay que aplicarlas 20 minutos antes de la exposición.
  5. Es más importante renovar la aplicación de la crema de protección cada 2-4 horas que preocuparse en conseguir el índice de protección más alto.
  6. Los niños que han tenido más de 3 quemaduras solares tienen 10 veces más riesgo de padecer melanoma en la edad adulta. Por ello es fundamental el uso de factores de protección en niños.
  7. La protección física es vital: el empleo de ropa, licras, sombreros y gafas de sol ayuda y es más eficaz que las cremas para prevenir la exposición solar.
  8. El 80% de la irradiación solar que tenemos a lo largo del año ocurre en época de no verano. Por ello, hay que usar cremas de protección no solo durante el verano.
  9. Tres falsos mitos sobre el sol: que hasta las 12 no quema, que exponerse al sol haciendo deporte no es tan malo como hacerlo tumbado, y que en los días nublados no hay peligro.
  10. El cosmético más eficaz que existe para prevenir arrugas y manchas es una buena crema de protección solar.

Acaba de publicar el libro Antiaging. Cómo mantener la piel más joven, ¿qué tratamientos y cuidados recomienda para conseguir una piel saludable y combatir los signos del envejecimiento?

Cuando un paciente viene a nuestra consulta para mejorar su aspecto lo primero que le recomendamos es: cuidar lo que come, hacer deporte y cuidar la mente a través del yoga, la meditación, tocar un instrumento, oír música, pasear, leer un libro en un rincón tranquilo, incluso tomar una cerveza con los amigos. El presente y el futuro se basa en revitalizar la piel, en ayudar a que el paciente siga produciendo su propio colágeno a través de las técnicas que explico en el libro. Al final se trata de conseguir que el paciente aparente su propia edad, pero con buena cara. Hay que educar a los pacientes en que menos es más. En este libro aparecen una serie de consejos que si los sigues de forma prudente pueden ayudarte no sólo a parecer más joven sino a sentirte mejor con la edad que tienes.

¿Por qué en su libro se muestra reacio al uso de los complejos vitamínicos?

Lo primero que hay que destacar es que los suplementos vitamínicos no deben sustituir a los alimentos. No tienen exactamente la misma composición. Además, les falta algunos compuestos como la fibra o los llamados fitoquímicos (nutrientes presentes en frutas, vegetales, cereales y frutos secos). Y los alimentos tienen una complejidad en su composición que los suplementos no tienen. Por ejemplo, la vitamina E se halla presente en los alimentos en 8 formas, mientras que en los suplementos solo está presente en una forma. En segundo lugar, hay que tener en cuenta que en los suplementos orales hay un gran negocio. En EE.UU. los suplementos naturales͟ facturan más de 30 billones de dólares anuales. Y a diferencia de los fármacos, estos suplementos no necesitan demostrar su eficacia. Con demostrar que no son tóxicos ya pueden salir al mercado. Sin embargo, un fármaco necesita años de estudios para demostrar su seguridad y también su eficacia. En resumen, hasta que no se demuestre lo contrario, dieta, deporte y sentido común.

¿Por qué cree necesario educar a los pacientes en cuanto a medicina estética?

En los años 80 con el auge de la cirugía estética la tendencia era estirarse a través de lifting quirúrgicos. Los pacientes no tenían arrugas, pero las caras no eran naturales. A finales de los 90 apareció el bum de los rellenos. Había que compensar a toda costa la pérdida de volumen que se producía en la cara debido a los cambios en la grasa y huesos faciales, y la gente empezó a hinncharse de forma excesiva. Esas tendencias han generalizado la idea de que la medicina estética produce resultados poco naturales. Hay que explicar al paciente que la clave es la discreción en los resultados y el objetivo es mejorar la calidad de la piel y revitalizarla. Una piel lisa, sin manchas, sin venitas, sin cicatrices, es un signo de salud. Cuando un paciente viene a nuestra consulta para prevenir el envejecimiento facial siempre damos prioridad a mejorar su calidad de la piel y revitalizarla a través de un plan cosmético unido a una combinación de técnicas buscando la personalización y la naturalidad.

¿Por qué es importante presentar un buen aspecto?

Es cierto que estamos programados biológicamente para sentirnos atraídos por lo bello. Nuestro sentido estético se encuentra profundamente arraigado en nuestros genes. Hay estudios que demuestran que un recién nacido mantiene la mirada durante más tiempo ante una persona atractiva que ante una persona no atractiva.

Parece demostrado que las personas atractivas tienen más facilidades en la vida. Existen estudios que demuestran que las personas bellas encuentran con mayor facilidad trabajo, sus sueldos son más elevados, tienen menos dificultades para encontrar pareja, e incluso el médico dedica más tiempo en su consulta. Hay incluso algún estudio que pone de manifiesto que los jueces son más indulgentes con personas atractivas. En resumen, las personas bellas inducen respuestas positivas y existe una peligrosa y en ocasiones angustiosa relación entre belleza y éxito. Por lo tanto, y aunque sea injusto, ya que no tiene ningún mérito, la gente bella tiene una ventaja en la vida, sobre todo en situaciones donde una primera impresión es importante.

Información:

www.vidaestetica.es

Revista Vida Estética – Edición Julio/Agosto 2017

POST PUPULARES