Últimas Noticias
Hoy
25 September 2018
IMG_2911_preview

Ingredientes activos vegetales para el bienestar y la belleza 

La belleza externa es reflejo de una óptima salud interna. Disponemos de una rica variedad de alimentos hoy en día que contienen sustancias básicas para mantener una correcta vida celular, algo vital para sentirse bien por dentro y por fuera. Dentro del mundo de la nutricosmética, los activos de origen vegetal cobran especial protagonismo. 

El propio organismo genera radicales libres, unas moléculas que provocan el deterioro de las células debido a su capacidad oxidativa. Aunque es verdad que el cuerpo humano es inteligente y segrega enzimas antioxidantes para combatir los efectos perjudiciales de estos agentes, a veces no es suficiente y es cuando hay que recurrir a nutrientes de la dieta para frenar y neutralizar posibles consecuencias negativas (destrucción de algunas partes fundamentales de las células, daños en el tejido conjuntivo, debilidad del organismo o envejecimiento acelerado, entre otras).  

Los fitoquímicos 

Se sabe que las plantas contienen unas sustancias químicas que hacen que, por ejemplo, determinadas frutas y verduras tengan un determinado color, olor y sabor y queden protegidas de la acción de los rayos ultravioletas, infecciones e incluso de ciertos daños del entorno.  

En los últimos años, la comunidad científica ha podido demostrar que los pigmentos de ciertos alimentos vegetales contienen compuestos que ayudan a prevenir y frenar determinadas enfermedades degenerativas y, en general, a contribuir a una buena salud celular y, por tanto, a un correcto funcionamiento orgánico. 

En el ámbito de la nutricosmética se ha empezado a incorporar este tipo de ingredientes de origen vegetal por sus propiedades beneficiosas para luchar contra los signos del envejecimiento y, al mismo tiempo, favorecer un bienestar general. Dentro de los fitoquímicos o fitonutrientes hay que hablar de dos grandes grupos: los polifenoles y los carotenoides.  

Los polifenoles 

Los polifenoles son potentes antioxidantes con numerosas propiedades beneficiosas para la salud que destacan, sobre todo, por combatir eficazmente los radicales libres. Actúan como potentes escudos para proteger la piel de este tipo de moléculas dañinas que, como apuntan diferentes estudios, son las responsables de cuatro de cada cinco arrugas. Además, preservan la cantidad de ácido hialurónico en la piel. 

El poder cosmético de los polifenoles se traduce en una piel más suave, tersa y en una disminución de las arrugas. A nivel capilar, también actúa reforzando el cabello y aportando hidratación natural y brillo.  

En cuanto a sus beneficios sobre la salud en general, los polifenoles son antiinflamatorios, antialergénicos, protectores frente a virus y microbios y protegen el sistema vascular, entre otras propiedades.  

Dentro de la variedad de polifenoles, el resveratrol destaca por sus propiedades beneficiosas y por su amplia utilización dentro del mundo de la nutricosmética. Se trata de un principio activo vegetal que se encuentra en los arándanos, uvas y moras, entre otras especies vegetales. Está considerado como un potente rejuvenecedor de la piel porque, como antioxidante natural, contrarresta los signos del envejecimiento prematuro. Sus efectos también van más allá de los beneficios sobre la piel al demostrarse sus potenciales efectos a la hora de prevenir algunos problemas de salud. Por ejemplo, protege de posibles enfermedades cardiovasculares, ayuda a la diabetes y tiene propiedades antiinflamatorias. 

Las flavonas y las isoflavonas son otros dos activos vegetales polifenólicos que también se consideran ingredientes healthyaging. Las primeras, que proceden de legumbres como los garbanzos y las lentejas, tienen un efecto positivo sobre todo a nivel capilar, ya que al tener un alto contenido en proteínas, fortalecen las células del cabello y evitan que se caiga.  

Por su parte, las isoflavonas que se encuentran sobre todo en la soja, actúan sobre la piel impidiendo que pierda su hidratación además de favorecer la producción natural de colágeno que redunda en una mejora de su elasticidad.  

Las isoflavonas de soja también actúan como filtro solar protegiendo la piel de los efectos nocivos provocados por una exposición al sol.    

Los carotenoides 

Los carotenoides son pigmentos que se encuentran en numerosas frutas, hortalizas y algas. El más conocido es el caroteno que está presente en las zanahorias y es el responsable de ese color anaranjado tan característico.   

Una concentración de caretonoides actúa como protector frente a la radiación UV y los radicales libres. Tomar alimentos que contienen carotenoides ayuda a retrasar el envejecimiento y protege del estrés oxidativo.   Por otro lado, intervienen a favor de la síntesis de melanina que es el pigmento que se estimula con la exposición solar. Su consumo ayuda, por tanto, a tener un aspecto más bronceado.  

De los diferentes tipos de carotenoides, el betacaroteno es un activo vegetal bastante utilizado en nutricosmética. Considerado como el precursor de la vitamina A, ayuda a la reparación de los tejidos del organismo como la piel, cabello, uñas, esmalte de dientes, etc. Los betacarotenos actúan también favoreciendo el bronceado y protegiendo la piel de los radicales libres.  

Paralelamente, los betacarotenos también pueden evitar ciertas anomalías en el crecimiento de las células.  Controlan cualquier desarrollo incorrecto que, a largo, plazo, puede provocar la aparición de determinadas enfermedades.  

El licopeno, el alfacaroteno y la criptoxantina son otros ingredientes activos pertenecientes a la familia de los carotenoides con una potente acción antioxidante y, por tanto, beneficiosos para mantener un aspecto saludable y joven. 

Cuando la dieta no pueda cubrir los requerimientos de ciertas sustancias para contrarrestar los signos del envejecimiento, los nutricosméticos pueden ayudar a lograr ese bienestar y salud internos que redunda en una belleza externa. 

Información: 

Afepadi 

www.afepadi.org 

  Revista Vida Estética – Edición Noviembre/Diciembre 2017

POST PUPULARES