Últimas Noticias
Hoy
23 June 2018
diagnostico 2_preview

La importancia de un buen diagnóstico

Debemos otorgar una importancia primordial al diagnóstico, puesto que es la base para diseñar un programa personalizado y lograr los mejores resultados en todos los protocolos, ya sean corporales o faciales. El éxito o el fracaso de un tratamiento dependerá en un 75%, de que se haya realizado el diagnóstico correcto, adecuado a cada caso y necesidad. Si perseguimos la excelencia, sin un buen diagnóstico, no puede haber un buen tratamiento.

A la hora de planificar cualquier programa personalizado nos regimos por dos reglas básicas:

  1. La realización deun buen diagnóstico, y para ello, nos basamos en nuestros conocimientos técnicos y en una dilatada experiencia.
  2. Ser muy honestas a la hora de proponer tratamientos y productos, nunca tenemos encuenta loque nos vaya a proporcionar un mayor beneficio económico, sino es lo adecuado para ese caso. A la larga, esta práctica sólo nos perjudicaría y además no es una buena manera de fidelizar a nuestros clientes. Existen ocasiones en las que puede presentarse un cliente que acude al centro porque quiere realizarse determinado tratamiento que ha leído es muy efectivo, casi milagroso, pero en nuestro centro consideramos que no es recomendable en su caso. En ese momento experiencia, diagnóstico y profesionalidad entran en juego y cobran una relevancia especial: debemos demostrarles y aconsejarles que no es la mejor opción para ella/él y queno por ser el tratamiento más novedoso y/o el más caro, es lo más recomendable. Cada persona tiene unas necesidades diferentes y un mismo tratamiento no funciona del mismo modo en todos los casos.

La profesionalidad, el respeto y la sinceridad son el pilar de nuestra filosofía y son lo que nos dan mayores satisfacciones. Nunca debemos prometer milagros y tenemos que ser extremadamente realistas con los resultados que podemos conseguir. Sino perdemos estos principios de vista, ganamos la confianza y la fidelidad de nuestros clientes.

Cómo realizamos el diagnóstico:

– La primera consulta es la clave para establecer el programa de tratamientos más adecuado para cada persona. En esta primera visita es fundamental lo que nos cuenta el cliente queacude a nuestro centro. Escuchamos sus motivos, sus necesidades y aspiraciones estéticas, así como qué espera obtener de nuestros servicios.

– Después se realiza una anamnesis o cuestionario sobre sus hábitos personales de cuidados, los productos que utiliza en sus rutinas de belleza, las marcas, así como si se ha realizado tratamientos profesionales con anterioridad, alergias… Pero también sus hábitos de vida, fundamentales para el buen estado dela piel: horarios, alimentación, actividad física y otros hábitos. Se elabora una ficha minuciosa que nos permita conocer, al detalle, todo lo que no vemos.

– A continuación, se realiza una recogida de datos a través de la valoración que hacemos a primera vista y que completaremos con una minuciosa exploración de contacto con la piel y tejido, valorando su estado y sus necesidades.

En el caso de tratarse de un tratamiento facial, utilizamos equipos de diagnóstico para valorar los niveles de hidratación, pH, elasticidad, manchas, etc.

Nosotras utilizamos tecnología de diagnóstico facial de última generación que permite realizar unanálisis objetivo y científico de la piel a través de sondas. Nos proporciona datos sobre el nivel de hidratación, elasticidad, sebo, pH, melanina, temperatura dela piel y fototipo. Lamicrocámara se utiliza para un análisis visible y nos permite el almacenamiento de los datos del cliente y el seguimiento en el tiempo de los parámetros de la piel y la eficacia de los tratamientos realizados. Tecnología avanzada que completamos con el uso dela lámpara de wood cuando se trata de una piel con acné o con manchas. Esta lámpara de luz negra es un método no invasivo indispensable para diagnosticar ciertas enfermedades pigmentarias, metabólicas o infecciones fúngicas.

Si se trata de consulta para tratamiento corporal, en primer lugar, se valora el Índice de Masa Corporal por si hay necesidad de recomendar dieta. Después se valora la presencia deadiposidad, celulitis, edema o flacidez y se plantean las diferentes alternativas para sutratamiento. En este caso para las mediciones utilizamos la báscula, el plicómetro (para medir la grasa corporal) y Soft Plus (para valorar temperatura del tejido). Una vez el diagnóstico se ha realizado, se puede proceder a la planificación del tratamiento a corto plazo.

– Los tratamientos se deben confeccionar a medida del cliente, deben ser dinámicos y variar continuamente. No hay dos tratamientos iguales. Por eso es fundamental realizar una evaluación continua sobre la marcha y evolución del plan del tratamiento para determinar siproporciona los beneficios esperados, si se debe seguir enla misma línea o hay que variar elprograma.

Información:

Oxigen
www.oxigenbellesa.com

Revista Vida Estética – Edición Septiembre 2017

POST PUPULARES