Últimas Noticias
Hoy
19 August 2017
afepadi portada

Nutricosmética solar: complementa la acción de tu fotoprotector

La piel requiere nutrientes y minerales específicos para mantener su equilibrio dado que está sometida a cambios constantes por factores ambientales y por el propio proceso de envejecimiento. Uno de los factores más agresivos es el sol. Con la llegada del verano, la piel está más expuesta a los efectos adversos de los rayos UV. Y, por tanto, es durante esta época del año que la piel necesita un cuidado especial, para protegerla del daño solar, regular la producción de melanina y evitar manchas. ¡No lo olvides, uno de los mejores cuidados para lucir una piel sana y radiante empieza en el interior!

 

 

Una alimentación sana y equilibrada nos ayudará a mantener una piel saludable

afepadi interiorLa prevención es una de los grandes claves de la belleza y del cuidado de la salud en general. Una dieta rica en antioxidantes ayuda a contrarrestar los efectos adversos del sol, protegiendo la piel frente a la acción de los radicales libres causantes del envejecimiento. Los radicales libres son producidos en la mayoría de las células corporales a través del propio metabolismo celular y también por la acción de agentes tóxicos.

 

Una dieta rica en antioxidantes debe contener gran cantidad de frutas y verduras: naranjas, mandarinas, pomelo, kiwi, pimientos verdes y rojos, piña, vegetales de hojas verdes (coliflor, coles, espinacas…), yema de huevo, cereales, panes integrales o té verde, entre otros.

 

En algunos casos, hay nutrientes difíciles de obtener en su cantidad óptima sólo a partir de la dieta diaria. Los nutrientes de los alimentos pueden perderse por múltiples factores: el método de almacenamiento, preparación, etc. Además, el estilo de vida ajetreado generalizado lleva a saltarse las comidas u optar por soluciones rápidas exentas de los requerimientos nutricionales adecuados. La nutricosmética ayuda a alcanzar este nivel óptimo de ingesta de determinadas sustancias necesarias cuando no se puede llegar a través de la alimentación general.

 

Nutricósmetica, la mejor manera de llegar a las capas profundas de la piel

La nutricosmética contribuye a minimizar los efectos externos del paso del tiempo y al mantenimiento de la salud funcional. Los nutricosméticos se podrían definir como aquellos productos alimenticios que, administrados siguiendo las indicaciones recomendadas, poseen unas propiedades determinadas que afectan favorablemente al aspecto del cabello, las uñas y la piel, protegiéndolos y/o manteniéndolos en buen estado.

 

La nutricosmética es la mejor forma de llegar a las capas más profundas de la piel, donde cremas y fotoprotectores no pueden

En general, los productos de nutricosmética solar están elaborados con betacarotenos, activos hidratantes y antioxidantes que neutralizan la acción de los radicales libres y radiación solar y preparan la piel para el bronceado. La nutricosmética es la mejor forma de llegar a las capas más profundas de la piel, donde cremas y fotoprotectores no pueden. Los radicales libres se producen en los procesos oxidativos y afectan a los elementos de sostén de la piel como son las fibras de colágeno, elastina, ácido hialurónico, provocando claros signos de fotoenvejecimiento como arrugas, flacidez y manchas.

 

¡Todo suma!

La ingesta oral de la nutricosmética puede aumentar la proporción en la que el organismo  absorbe sus ingredientes ya que está exenta de la oxidación externa de la vía tópica. Además, el suministro de nutrientes mediante el torrente sanguíneo puede aportar efectos más a largo plazo para estas capas internas de la piel.

 

Los rayos UV penetran las capas exteriores de la piel y pasan a las capas más profundas, donde pueden dañar las células de la piel

Los nutricosméticos están cada vez más presentes ya que al tratarse de “cosméticos” por vía oral pueden aportar efectos más a largo plazo para mantener el equilibrio natural de la piel. Los complementos alimenticios no actúan de inmediato. Por regla general, el cuerpo necesita un suministro regular de nutrientes procedentes de la dieta general (o de complementos alimenticios cuando es necesario) para el metabolismo, crecimiento y reparación de tejidos corporales.

 

El cuidado de la piel, una prioridad

La epidermis es la capa externa de la piel y está compuesta por queratinocitos, células que defienden la piel frente a los daños ambientales como los rayos UV, la contaminación y las bacterias. Los melanocitos forman el pigmento responsable de la coloración y bronceado de la piel: la melanina. La melanina protege la piel de los rayos ultravioleta del sol, que pueden quemar la piel y, con el tiempo, reducir su elasticidad y causar envejecimiento prematuro. El bronceado se genera porque la exposición a la luz solar hace que la piel produzca más melanina y se oscurezca. Estas células cutáneas también forman la barrera de hidratación que previene la pérdida excesiva de humedad.

 

La dermis está firmemente unida a la epidermis y está compuesta principalmente por tejido conectivo, que da a la piel su estructura y elasticidad a través de fibras de proteína llamadas colágeno, elastina, fibrilina y fibronectina.  En esta capa también se encuentran los folículos pilosos y las glándulas sudoríparas, que regulan la temperatura, y las glándulas sebáceas, que mejoran las propiedades de barrera hidratante de la piel.

 

 


¿Qué aporta la nutricosmética frente a la exposición solar?

  • Es una protección frente a la radiación UV que complementa la acción de la crema solar.
  • Disminuye la aparición de erupciones cutáneas, granitos y sensibilidad solar.
  • Sus ingredientes tienen propiedades antioxidantes frente a los radicales libres causantes de los signos de fotoenvejecimiento como arrugas, flacidez y manchas.
  • Prepara la piel para el bronceado, mejorando la tolerancia al sol.
  • Ayuda a mantener el bronceado durante más tiempo.
  • Aporta elasticidad, mejorando la calidad de la piel y dejándola más suave.

 

 

Información: Afepadi