Últimas Noticias
Hoy
13 December 2017
secretos belleza

Secretos de belleza masculinos

Hace tiempo que podemos asegurar, sin equivocarnos, que los hombres han entrado de lleno en el mundo de la belleza y lo han hecho para quedarse. Porque se han dado cuenta que al margen de verse más guapos cuando se miran al espejo, lo cierto es que también se sienten mejor. Y, por eso, ahora que ya nos encontramos en plena temporada para disfrutar al aire libre y practicar deportes que no dejan nada escondido, como el surf o hacer running en la playa, es el mejor momento para repasar los aspectos que más preocupan a los hombres cuando se acercan a nuestros centros y nos piden consejo.

Si quieres asegurarte un buen aspecto no debes olvidar que la acumulación de la grasa en la cintura en el caso de los hombres no siempre se debe a una alimentación inadecuada. Es grasa resistente al ejercicio físico y a la dieta y suele acumularse en la zona abdominal inferior. Lo que pocas veces se sabe es que, en el caso de los hombres, el estrés también influye a la hora de tener ese molesto michelín. Así que, para acabar con él, aconsejo tratamientos no solo eficaces a la hora de acabar con esa grasa localizada, sino también que lleven a la relajación. Ultrasonidos con difteria y potenciado con microcorrientes es la mezcla perfecta. Como consejo de alimentación no pases más de cuatro horas sin comer. Nuestro cuerpo se queda sin energía. Pero hay más: evita llegar con ansiedad a la comida principal y que tu cuerpo perciba esa comida como algo tan valioso que no debe perder y lo acumule en forma de grasa.

Si estás trabajando y haciéndolo compatible con la vida social, debes cuidar tus bolsas y ojeras. Te delatan. Por eso, para quitar ese aspecto de cansancio que es tan poco favorecedor prueba los tratamientos que nos ayudan a drenar y estimulan la creación de colágeno y elastina. El cambio de cara es absoluto y de paso estarás borrando las arruguitas de las patas de gallo que también envejecen. Los mejores productos para tratarlas en casa deben contener activos drenajes como semilla de uva, té verde, olmo, cafeína, extracto de hiedra y pépticos para mejorar la circulación de la zona. También se obtienen grandes resultados cuando contienen fosfatidilcolina, un quemador de grasa que solo debemos aplicar por la noche, encima de la bolsa y por el día utilizar una crema drenante. Además, no olvides beber mucha agua y mantener las cremas en la nevera para que estén frías y drenen mejor.

Aunque sigue de moda la barbay ayuda a disimular, hay una zona que envejece y no gusta nada: la papada. Trabajar con radiofrecuencia esta zona es perfecta para reducirla. Se trata de eliminar esta zona de grasa acumulada en el rostro y que empieza a aparecer a partir de los 30. Es cierto que la doble barbilla tiene un factor genético importante, pero si nos pasamos con la alimentación no serán los culpables de su aparición nuestros padres ni abuelos. Además de los tratamientos adecuados en cabina, existen ejercicios que nos sirven para fortalecer esta zona trabajando los músculos de la mandíbula y el cuello. Tampoco está de más prevenir su aparición comiendo fruta y verdura, lácteos desnatados y evitar harinas refinadas y las grasas saturadas.

Cuando van cayendo los años lo que delata la edad es la pérdida del óvalo facial. El descolgamiento de la piel es inevitable, pero no lo es tratarlo y combatirlo. La pérdida de volumen y densidad dan una apariencia envejecida. Ese aspecto gastado entristece y nos echa años encima. Para conseguir combatir esa flacidez y ganar a la vez en luminosidad, en primer lugar, hay que acertar con los cosméticos adecuados. Existen ingredientes fundamentales que deben contener tus cremas como el extracto de corteza de magnolia, ya que activa las células que se encargan de aportar volumen, y el extracto de semilla de anís que estimula la síntesis de colágeno y que nos permite reestructurar la piel y darle ese aspecto de firmeza que pierde con los años. Como consejo nutricional aumenta el consumo de proteína porque es la encargada de dar firmeza a los tejidos. Tanto proteína animal procedente de la carne, huevos, leche, como proteína vegetal que podemos encontrar en lo frutos secos o las legumbres.

Información:
Carmen Navarro
Centros de estética Carmen Navarro
www.carmennavarro.com
Revista Vida Estética – Edición Julio/Agosto 2017

POST PUPULARES