Últimas Noticias
Hoy
17 November 2018
woman-570883_1280-1

Silvia Pallerola: El abrazo con uno mismo

Silvia Pallerola guía a las personas a realizar un viaje interior que las ayuda a sentirse libres, sanas y felices con su vida. Formada en diferentes disciplinas como el autocoaching, la microgimnasia y el PNL, parte de su propia experiencia personal en la enseñanza hacia el equilibrio interior. En esta entrevista nos da las claves de su conocimiento.

Tuviste una crisis personal que te hizo redirigir tu vida y tu profesión, ¿con qué actitud deberíamos enfrentarnos a este tipo de situaciones?

Es cierto. Yo estaba en el mundo de la empresa desde los 18 años, siempre dentro del área de servicios organizando eventos a nivel nacional e internacional. A finales del 2000 tuve un accidente que hizo que mi vida diera un giro de 180 grados. Toqué realmente fondo y lo peor es que no sabía a quién acudir, pues había probado algunas sesiones con una psicóloga y con un fisioterapeuta, pero no encontré la mejoría rápida y palpable que yo esperaba. La frustración e impotencia iban en aumento. En ese momento la única actitud que me funcionó fue el compromiso férreo de querer salir de tanto dolor, ignorancia y sufrimiento y declarar que merecía estar sana y ser feliz, que haría todo lo necesario para encontrar los profesionales que me enseñaran a conseguirlo.

¿Cuáles son las mejores herramientas para conseguirlo?

En el año 2002 hice algunas sesiones con un coach y me apasionó tanto ver que empezaban a pasar cosas diferentes en mi vida, que me decidí invertir mis ahorros en hacer la formación en PNL (programación neurolingüística), coaching. También, como educadora corporal en microgimnasia y después en psicoterapia psicoanalítica, pues, había probado unas cuantas sesiones y me emocionó sentir que el dolor iba disminuyendo en mi cuerpo y me sentía más tranquila. Por fin, había encontrado herramientas con las que empezar a investigar sobre mi misma a nivel de cuerpo, emociones, mente y alma.

¿Cómo puede ayudarnos el coaching a conseguir el equilibrio interior?

El coaching me permitió tomar consciencia de mi situación presente en todas las áreas de mi vida, definir objetivos sencillos y congruentes, diseñar un plan de acción concreto y desarrollar las habilidades necesarias para ponerme en marcha de manera comprometida alineando necesidades, capacidades, creencias, valores, identidad, conducta y entorno para conseguir mis metas. 

Veo que también promocionas formación en diversos aspectos de la medicina tradicional china, ¿cómo combinas la filosofía y el conocimiento de los dos mundos?

Conocí a un formador de terapeutas en medicina china taoísta que vivía en Alicante, Francisco Cano, y a partir de ahí descubrí una filosofía milenaria que combina y conecta el todo de una manera sencilla y simple. Supe que cada uno de nuestros órganos y vísceras tienen asociada una técnica estrella para su recuperación más inmediata y pensé que estas técnicas son las que deberíamos haber aprendido en la escuela para hoy vivir sanos y en equilibrio con la naturaleza. Hoy represento a Francisco Cano en Barcelona y es un honor para mí unir oriente y occidente en forma de talleres, cursos y conferencias para todas las personas que estén verdaderamente comprometidas en mejorar su salud y recuperar su armonía.

En Europa hemos olvidado nuestra fuerte tradición espiritual. Las diferentes corrientes espirituales orientales trabajan con lenguajes diferentes, ¿nos hemos sabido adaptar a ellas o hemos necesitado adaptarlas a nuestra cultura?

A mí me gusta pensar que todo tiene un sentido y una razón de ser. Opino que conectar con nuestra espiritualidad consiste en vivir plenamente en el presente, estar en el aquí y el ahora en cualquier momento y en cualquier sitio. Para mí, ser espiritual no es una tradición, es simplemente un hecho porque todos somos seres espirituales pasando una experiencia terrenal, aprendiendo a ser humanos. Lo que pasa es que nos hemos olvidado de ello y nos hemos desconectado de nuestro corazón. Por lo tanto, solo necesitamos darnos cuenta y recordar y sentir quienes somos en realidad. Cada país tiene su cultura por su historia, entorno y circunstancias. Que cada uno utilice el lenguaje, corriente, técnica, práctica que le resuene más para llegar a la comprensión y experiencia de sí mismo. Hay tantas opiniones y maneras de hacer las cosas como personas y eso nos hace únicos, importantes y complementarios.

¿Qué aporta cada una de las disciplinas con las que trabajas al bienestar?

Todas las disciplinas que he mencionado hasta ahora tienen en común el enseñar a la persona a recuperar por ella misma su bienestar físico, emocional, energético y psicológico. Llevar al organismo a un pH de 7,35 neutro donde ningún virus, bacteria, parásito ni hongo pueda desarrollarse. Para mí, ésta es la verdadera salud a la que tenemos derecho y a la que deberíamos aspirar. Es simple, pero nadie ha dicho que sea fácil. Requiere mucho compromiso y constancia.

No hay belleza sin salud y no hay salud sin equilibrio emocional, ¿cómo deberíamos trabajar las diferentes áreas para conseguirlo?

Primero identificando cual es el grado de satisfacción que tenemos en cada área de nuestra vida y cómo nos sentimos en cada una de ellas. Cada emoción se conecta con un órgano, víscera, color, alimento, sabor, estación, área de tu casa, textura, imagen, olor, etc. La clave para mí está en la coherencia y congruencia entre lo que uno piensa, dice, siente y hace. Y sobre todo aprender técnicas para recuperar el equilibrio emocional. La buena noticia es que podemos llegar a ello tanto con técnicas como la microgimnasia, el coaching, la alimentación, el biomagnetismo, el fengshui, etc. pues todas trabajan a nivel de reequilibro global. Que cada uno sienta por cual quiere empezar en base a su psiquis, creencias, disponiblidad y disposición.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes de las personas que acuden a tu consulta?

Supongo que como he dicho que uno atrae lo que piensa, dice, siente y hace, y a mí me ha pasado un poco de todo: personas que quieren estar mejor, que quieren cambiar de trabajo, que no se llevan bien con su pareja, que tienen muchos dolores o sencillamente que no están bien y no saben muy bien qué les pasa o qué quieren hacer con su vida. Me gusta acompañarlas e inspirarlas desde este coachingy autocoaching holístico que he fusionado después de 15 años de experiencia combinando técnicas, y complementando mis sesiones con cenas networking,análisis de homeostasis energética con la tecnología GDV/Biowell, Biocor, y con sesiones y formación específicas con Francisco Cano.

¿Qué has aprendido de ellas?

He aprendido que cada persona que tengo delante en consulta es una parte de mí que todavía está por pulir y, reconociendo eso en mí, el proceso se hace más rápido. Ellas son mis maestras en todo momento. Sentir que confían y se entregan al proceso me conecta con una responsabilidad muy bonita de dar lo mejor de mí. Cuando veo que van mejorando semana a semana, eso me llena el corazón de gozo y me motiva para seguir aprendiendo e investigando.

En tu opinión y según tu experiencia y conocimiento, ¿cuál es la clave de la felicidad?

La felicidad es una frecuencia, y como en una emisora de radio, tienes que sintonizarte con ella. Tú tienes la llave para cambiar de sintonía en cualquier momento. Utiliza el ͞mando de tu corazón͟ para hacer ͞zapping contigo mismo͟ hasta que la encuentres y la sientas.

¿Qué le pides al futuro?

Que me permita visualizarlo saludable, placentero y amoroso para toda la humanidad, ya que esa imagen y sentimiento da sentido a mi presente y a mi vida.

Información:

www.vidaestetica.es
Revista Vida Estética – Edición Julio/Agosto 2017

POST PUPULARES