Últimas Noticias
Hoy
18 October 2018
Bronceado sin sol

Bronceado perfecto sin sol

Consigue un bronceado perfecto y seguro sin sol

Con la aparición de los primeros rayos de sol, siempre nos pasa lo mismo: redescubrimos como por arte de magia nuestros brazos y piernas que quedaron ocultos debajo de capas y capas de ropa durante los fríos días de invierno y, entonces, nos damos cuenta que estamos muy, pero que muy pálidos.

Nos apetece coger algo de color, para lucir con más arte esas bonitas faldas de estampado, las camisas de manga corta o ese atrevido vestido de espalda al aire.

Existen varias maneras para recuperar ese tono dorado de playa y sol que tanto nos gusta. La forma más rápida sería sin duda echar mano de las lociones autobronceadoras. El ingrediente usado en la gran mayoría de esas lociones es la dihidroxiacetaona (DHA), más comúnmente conocida como el extracto de caña de azúcar.Pero esos te dejan la piel de color naranja’, yo oigo decir a alguna lectora.

Pues no, señoras. Aunque es cierto que los primeros autobronceadores que se empezaron a vender hace 20 o 30 años en el mercado eran de muy mala calidad, los autobronceadores que ahora se ofrecen en los centros de estética o bronceado de confianza han mejorado muchísimo y son capaces de generar un color muy natural que perdura de 5 a 7 días. Es importante destacar que el DHA no es un tinte: es el extracto de caña de azúcar que oxida los aminoácidos de la piel cuando entra en contacto con el aire, dejando un color bronceado que desaparece a medida que renovamos la piel.

Si temes ser demasiado torpe como para saber aplicar una loción autobronceadora, siempre puedes hacer una sesión de autobronceado en espray profesional, ofrecida en muchos centros de estética y bronceado e incluso en peluquerías.

Aquí en España triunfa la aplicación manual por parte de un profesional, con un compresor y un aerógrafo, pero en el mercado existen también máquinas automatizadas en las que el cliente se introduce en una cabina y sigue los pasos que le indica la máquina hasta que está completamente bronceado.

Ambas técnicas son igual de válidas y la diferencia reside sobre todo en el trato personalizado que ofrece el servicio manual o la intimidad que ofrece la cabina automática para los más pudorosos.

Antes de ponerte manos a la obra con los autobronceadores es importante saber que, para desarrollar un color uniforme, es recomendable practicar una exfoliación 24 horas antes de la aplicación para eliminar las pieles muertas (incapaces de oxidarse).  En el momento de la aplicación, la piel debe estar limpia de cosméticos, hidratantes, desodorantes o cualquier otro componente químico o cosmético que pudiera alterar el resultado o hacer de barrera.

Otra forma de desarrollar un bonito bronceado son las máquinas de rayos UVA.  Decimos UVA pero realmente todos los tubos y lámparas de esas máquinas llevan una combinación diferente de UVA y UVB (mezcla de fosfores).

Bronceado

Los rayos UVA generan un bronceado inmediato al colorear la melanina ya existente en la piel, pero es un bronceado más superficial y menos duradero.

Los rayos UVB en cambio, generan un bronceado más paulatino pero de más duración, ya que activan los melanositos responsables de la generación de nueva melanina en la piel. Lo idóneo es pues una combinación de ambos rayos, tanto UVA como UVB, para generar un bronceado rápido y estimular a la vez la generación de más melanina para un color que persista en el tiempo.

Debido a las feroces campañas contra el sol que se libran en los medios de comunicación cada primavera, el sol en general y los rayos UVA en particular han adquirido muy mala fama en el transcurso de los últimos años.

Cabe destacar, no obstante, que España fue pionera en la elaboración de una normativa para el bronceado que determina exactamente la irradiación máxima que puede emitir una máquina de sol (>0,3W/m2).

El cumplimiento de esa normativa en combinación con la observación de los tiempos de exposición según fototipo de piel, hace que una sesión de rayos UVA es realmente más segura que pasarte una tarde en la playa, ya que en la máquina sabes exactamente a qué irradiación te estás exponiendo mientras que en la playa los niveles de UVA / UVB fluctúan durante el día y no nos solemos poner un límite de tiempo de exposición.

Si hacemos caso de los consejos de nuestro profesional del bronceado, no tenemos que tener miedo en absoluto en hacer un uso moderado de las máquinas de sol para obtener el bonito tono que deseemos.

Para acelerar o intensificar el resultado obtenido en una sesión de rayos UVA, puedes además hacer uso de las lociones profesionales que contienen ingredientes especiales que hidratan la piel en profundidad, aportan vitaminas y nutrientes y bronces inmediatos o retardados para un color adicional.

Los autobronceadores y los rayos UVA son dos formas muy populares, fáciles y económicas para conseguir un bonito bronceado en poco tiempo.

Existe otra forma, menos rápida, pero no por ello menos recomendable: sentarse en una terraza durante la pausa del mediodía, bien untadita con un acelerador del bronceado y factor de protección, con el último número de Vida Estética, hojeándolo tranquilamente, empapándote de las novedades del sector, mientras los rayos del sol te acarician las piernas y te calientan el alma. ¡Qué ya llegó la primavera!

Información:

Sonnenland

Revista Vida Estética – Edición Mayo 2018