¿OPERACIÓN BIKINI? Claves (MENTALES) para afrontarla con éxito

El cuerpo y la mente han sido y son disciplinas de estudio muy a menudo relacionadas. Las ciencias que estudian ambas, la psicología y la nutrición, se han ido acostumbrando a cogerse de la mano para poder conformar estrategias que nos prepararen de forma adecuada en una lucha que cada vez nos preocupa más: la batalla por perder peso. El impacto de los pensamientos originados en nuestra mente influyen directamente no sólo en cómo nos vemos, sino también en cómo queremos definir nuestra figura. La fuerza de voluntad es fundamental, pero hay otros aspecto mentales que se deben trabajar antes, durante y después de haber logrado nuestros objetivos.

Antes de comenzar. Prepárate, porque todo va a cambiar

Sí, es un sacrificio. Comenzar un programa nutricional con el objetivo de acercarnos a nuestro peso ideal supone un sacrificio ante el que debemos de estar preparados. Una dieta estricta de adelgazamiento supone una exigencia que viaja mucho más allá del propio estómago y que afectará desde a los ingredientes de nuestro recetario, hasta nuestros horarios y rutinas, el seguimiento del programa y las cantidades que sirvamos en la mesa.

Mucha paciencia. Todo esto, además, exige una paciencia infinita para con los tiempos que nuestro cuerpo nos marca. Nada puede modificarse de la noche a la mañana y, mucho menos, desacostumbrarse a unos hábitos para acostumbrarse a otros de forma inminente. El éxito o fracaso depende de la urgencia o reflexión sobre lo que realmente necesitamos.

Objetivos realistas.  Establecer un objetivo realista e ir a por él, con datos y cifras claras que nos muestren la curva de nuestra evolución y la competencia de nuestra voluntad.

Actitud positiva. Conseguir el aspecto deseado supone, por tanto, poner sobre la mesa nuestra fuerza de voluntad para evaluarla y aceptar hasta dónde estamos dispuestos a llegar. Siempre y cuando no pongas en peligro tu salud, tu esfuerzo definirá los kilos que más adelante nos dirán adiós. Ejercitar la mente en este aspecto será el primer paso que nos dirija a una mayor resistencia al sufrimiento, una actitud más positiva y, en definitiva, el alcance de nuestra recompensa final.

Durante la dieta. Equilibrio emocional. Cuidado con las restricciones absolutas.

Ya hemos dado el paso, por tanto, no miremos atrás. Por lo general, los programas rápidos y “milagrosos” de bajada de peso suponen cambios muy estrictos de nuestros hábitos alimentarios, sin tener en cuenta las consecuencias para la salud. Estas dietas pueden provocarnos alteraciones físicas y psíquicas tales como irritabilidad, cansancio, tristeza, apatía, dolores de cabeza y dificultades en el sueño. Evitemos este tipo de restricciones pues, a la larga, pueden ser el primer motivo para el abandono.

Sí, tu mente va a cambiar. Muchos estudios se contradicen sobre las consecuencias psicosociales de estas dietas exprés, asegurando que en algunos casoS se obtienen beneficios instantáneos derivados de la mejora de la imagen, mientras otros critican la ansiedad y depresión que se provoca. En cualquiera de los casos podemos estar acertados, pues todo depende de la persona y caso concreto. En conclusión, es necesario advertir de que los cambios físicos que esperamos con la dieta pueden ir acompañados también de cambios psicológicos que no esperábamos al inicio. Ser conscientes de ello y encontrar el punto medio de equilibrio, manteniendo el foco en el objetivo final, nos acercará a él.

Una vez logrado el objetivo. Practica el slow eating.  Slow eating es el término que hace referencia a un movimiento internacional denominado slow life, que propone aprovechar cada momento del día siendo plenamente conscientes de cada acción que realizamos. De forma aproximada a las meditaciones de conciencia plena o mindfulness, quienes disfrutan de una slow life también se regocijan en pequeños placeres del día como darse una ducha, cocinar o comer. Promover esta filosofía por el gusto por la gastronomía y el cuidado de los alimentos nos ayudará a fijar unos hábitos que ya hemos experimentado durante nuestra dieta.

Fuente:

Alem Comunicación y Slow Life House

QUIERO SABER MAS

¿Quieres saber más sobre esta noticia?
Rellena el formulario y recibirás información sin compromiso:

INFORMACIN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
Responsable del tratamiento VIDA ESTÉTICA, S.L. así como empresas del GRUPO COSMOBELLEZA
MUNTANER, 477 BAJOS PUERTA 1ª 08021 BARCELONA
Finalidad del tratamiento Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con VIDAESTÉTICA como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el Usuario realice mediante la web, así como la gestión del env&icute; de información y comunicaciones comerciales a solicitud del usuario. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.
Legitimación Consentimiento del interesado. Interés Legítimo.
Destinatarios y transferencias Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal o en interés legítimo cuando sea necesario cederlos a los proveedores para gestionar, atender y dar respuesta correctamente a su solicitud. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield", aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.
Plazo de conservación Al menos durante los plazos establecidos por la legislación aplicable y en todo caso mientras se mantenga la vigencia del consentimiento y no se solicite la supresión.
Derechos de las personas Derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de datos, oponerse al tratamiento o solicitar su limitación, enviando su solicitud a la dirección del responsable. Pueden realizar una reclamación ante la Autoridad de Control de protección de datos.

Te puede interesar...

Logo VidaEstetica
Logo Grupo Cosmobelleza
Logo Tocado

Pin It on Pinterest