PÓMULOS, EL NUEVO OBJETO DE DESEO

El paso del tiempo, la predisposición genética, las fluctuaciones constantes de peso y volumen, los hábitos dietéticos no adecuados, el consumo de tabaco, alcohol, el exceso de deporte y la exposición de la piel al sol de forma descontrolada, producen alteraciones en la piel, en su composición, grasa, músculo y hueso. La piel va perdiendo textura y grosor y, con el tiempo, se manifiesta en un adelgazamiento y aparición de arrugas, la grasa se va atrofiando y se va desplazando de su comportamiento normal, manifestándose y acentuándose en diferentes zonas de la cara. Los músculos van perdiendo tono y se van atrofiando también, al igual que los llamados ligamentos retenedores, y el hueso que va sufriendo un proceso de reabsorción progresiva. El resultado de todo ello nos lleva a un descolgamiento y esqueletización facial de manera global.

A todo esto hay que añadir que las modas actuales en las redes sociales, en la plataforma Instagram principalmente, están dejando muy patente que cada vez hay pacientes más jóvenes que acuden a consulta para infiltrar ácido hialurónico en los pómulos y así hacerlos más pronunciados, pero esto debería ser un tema además de lo descrito anteriormente.

Según la SEMA (Sociedad Española de Medicina Estética) en este año 2020 el 50% de la sociedad española, incluido hombres habrán pasado por un tratamiento médico o estético para paliar estos daños.

¿Y por qué se caen los pómulos?

El ligamento se destensa y los compartimentos grasos tienden a desplazarse hacia delante, se desplaza la grasa y se separan dichos compartimentos dando esa impresión de hendidura en medio del pómulo superior y la cara se viene hacia delante.

La piel de las mejillas tiene un enemigo más cruel que las arrugas y líneas de expresión: la tan temida flacidez. Con el paso de los años la piel va cediendo porque pierde su concentración normal de colágeno y elastina, sustancias responsables de mantener dicho órgano tenso y firme. Cómo resultado, el tejido conectivo de las mejillas se debilita, haciendo que la piel pierda adherencia y por lo tanto ceda ante la gravedad.

¿Qué tenemos/debemos hacer?

Lo más importante es reposicionar los tejidos que se ha descolgado devolviéndolos en la medida de lo posible a su estado inicial, intentando siempre que sea un rejuvenecimiento y no un exceso, para ello hay unos puntos estratégicos donde vamos a dejar pequeños volúmenes que van a hacer que los ligamentos se tensen y den un aspecto de frescura y juventud.

Un buen tratamiento realizado por un buen profesional, más allá de un protocolo establecido. Dependiendo de la edad, la llamada zona temporal (sien) va perdiendo masa y el pómulo no debería terminar en el maxilar superior, lo natural y bonito sería subir hasta el frontal, rellenando el espacio de la sien que continúe de manera suave con el pómulo y así disimular ese hueco que se produce en la zona temporal.

Cuando un cliente/paciente entra en un centro médico-estético busca restar años a su piel con armonía y equilibrio, para ello lo más importante es la suma de: 1.- Un buen diagnóstico, 2.- elegir un buen tratamiento, y 3.- ponerse en las manos de un buen profesional. Dependiendo del caso establecer un protocolo médico o estético para alcanzar el éxito en los resultados. Hay que incidir porque es muy importante que nunca es igual el tratamiento en hombres que en mujeres, un pinchazo desafortunado puede feminizar a un hombre o masculinizar una mujer. Y es fundamental que se parezcan a ellos mismos en su juventud y nunca querer hacer una fisonomía diferente.

Deberíamos diferenciar tratamientos estéticos y tratamientos médicos, no todo el mundo quiere infiltraciones, pero sí decir que hoy en día hay trabajos médicos muy avanzados y respetando la naturalidad, de ahí realizar un buen diagnóstico, un buen profesional, y el protocolo adecuado, son la clave del éxito en este tipo de trabajos.

Si hablamos de tratamientos estéticos, aquí depende mucho de la regularidad de los tratamientos en cabina, en casa podemos cuidar la piel, pero reponer volúmenes lo conseguimos en cabina con tratamientos más de choque, aparatología que llega a fascias, tejidos y músculo… y las manos profesionales.

 ¿Cómo tratamos? ¿Qué materiales y por qué?

Si el tratamiento es médico infiltramos ácido hialurónico para la pérdida de volumen y proyección, ya que es un componente que encontramos de forma natural en nuestro cuerpo. Científicamente es un polisacárido del tipo glicosaminoglicana con gran capacidad higroscópica, significa que es capaz de retener grandes cantidades de agua, hasta mil veces su peso. Gracias a este poder de retención, las áreas donde se encuentra suelen ser más tersas y jugosas, ya que se encarga de mantener la elasticidad e hidratar.

El ácido hialurónico tiene tres propiedades específicas:

1.- Forma la matriz extracelular, una sustancia gelatinosa que contiene las células de nuestros tejidos y que permite su movilidad.

2.- Facilita el traslado de las células a zonas lesionadas, en las que participa en el proceso de cicatrización.

3.- Actúa como lubricante, hidrata en profundidad.

Normalmente contiene lidocaína (anestesia) incorporado y no molesta, se aplican mediante inyecciones de ácido hialurónico a través de micro-agujas muy precisas que definen y corrigen todos estos problemas.

La duración aproximada es 12-18 meses para estos casos, ya que depende de la reticulación del ácido hialurónico actúa a diferentes niveles y permanece más o menos en el tiempo.

Información:
Paz Torralba
Directora de
The Beauty Concept
C/ Ortega y Gasset, 49
28006 Madrid
Tel. 91-466.91.87
www.thebeautyconcept.com

QUIERO SABER MAS

¿Quieres saber más sobre esta noticia?
Rellena el formulario y recibirás información sin compromiso:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso
INFORMACIN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
Responsable del tratamiento VIDA ESTÉTICA, S.L. así como empresas del GRUPO COSMOBELLEZA
MUNTANER, 477 BAJOS PUERTA 1ª 08021 BARCELONA
Finalidad del tratamiento Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con VIDAESTÉTICA como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el Usuario realice mediante la web, así como la gestión del env&icute; de información y comunicaciones comerciales a solicitud del usuario. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.
Legitimación Consentimiento del interesado. Interés Legítimo.
Destinatarios y transferencias Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal o en interés legítimo cuando sea necesario cederlos a los proveedores para gestionar, atender y dar respuesta correctamente a su solicitud. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield", aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.
Plazo de conservación Al menos durante los plazos establecidos por la legislación aplicable y en todo caso mientras se mantenga la vigencia del consentimiento y no se solicite la supresión.
Derechos de las personas Derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de datos, oponerse al tratamiento o solicitar su limitación, enviando su solicitud a la dirección del responsable. Pueden realizar una reclamación ante la Autoridad de Control de protección de datos.

Te puede interesar...

Logo VidaEstetica
Logo Grupo Cosmobelleza
Logo Tocado

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegar por la web implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar