VICTORIA BARAS, LA BELLEZA COMO GERMEN DE VIDA

Victoria Baras cuenta con un currículum lleno de éxitos en todo aquello que ha emprendido en su vida. A base de estudio y pasión ha creado su propio método denominado antiaging natural que recoge en su libro del mismo nombre. En esta entrevista nos explica brevemente en qué consiste su método y nos invita a celebrar la vida.

¿Cómo llegaste a la naturopatía y la nutrición? ¿Qué te atrajo de ellas?

Soy una persona entusiasta y me entrego de corazón en todo lo que hago. La primera etapa de mi vida profesional de desarrolló en el mundo de la economía y las finanzas; llena de fuerza y vitalidad, disfruté de grandes logros que recompensaban la cantidad de horas de trabajo y el esfuerzo que me exigía compaginar mi propia empresa de comunicación con la familia.  Cuando en el ámbito personal sucedió algo que quebró ese difícil equilibrio, sufrí tal estrés emocional que acabé con el síndrome del burn-out. Para superar esa etapa, las herramientas que me ofrecía la medicina convencional no me parecieron suficientes, así que inicié mi propia búsqueda en disciplinas que no se limitaran a ocultar los síntomas, sino que entendieran la salud de forma holística yendo hasta la raíz del problema. Aprendí mucho y decidí que todo aquel conocimiento podía ponerse al alcance de otras personas, de manera que me formé también en Naturopatía, especializándome en terapia ortomolecular. La síntesis de todo ello cuajó en un método que denominé Antiaging Natural. Pocos años después de abrir la consulta, escribí el libro que lleva el mismo nombre, y le puse el subtítulo que creo que resume mejor en qué consiste mi propuesta: “un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente”. Doce años después sigue más vigente que nunca, continuamente actualizado gracias a las últimas investigaciones sobre envejecimiento y salud.

¿En qué consiste el antiaging natural?

La permanente actualidad de mi método Antiaging Natural se debe al empoderamiento que ofrece a la persona que lo adopta como estilo de vida.  Está basado en dos principios: el primero es que todos vamos a envejecer si tenemos la suerte de no quedarnos por el camino, de manera que tú escoges, o vas adaptándote a los achaques que vayan surgiendo con los años, o bien eliges liderar tu vida en todas sus etapas, también la madurez. El segundo es que la información en poder; si tú conoces como es el proceso de envejecimiento a nivel celular en diversas áreas de tu organismo, desde la piel hasta los neurotransmisores, por poner un ejemplo, y tienes las herramientas para nutrir esas células de forma que ralentices el proceso de envejecimiento, tienes muchas posibilidades de llegar a mayor encontrándote fenomenal, tanto física como emocionalmente.

¿Qué es la alimentación viva?

Hoy día corremos el riesgo de confundir un comestible (algo que se puede comer) con un alimento. Nuestro cuerpo y también nuestra mente, nuestro pensamiento entendido como una facultad del cerebro, dependen del buen funcionamiento y el fino equilibrio entre todos los protagonistas de nuestro microcosmos: enzimas, hormonas, células, receptores, bacterias …. ¡Fascinante! Todo ese universo precisa alimento para funcionar correctamente, básicamente oxígeno, agua y nutrientes. ¿Qué crees que aporta una patata frita, un Kit Kat, un paquete de Pringles, una nube de caramelo, a ese universo? Yo te lo diré: na-da, absolutamente nada, más bien al contrario, fuerza nuestro organismo a trocear, digerir y rechazar por fake esos falsos alimentos que sobrecargan el sistema digestivo y tienen la tarea añadida de deshacerse de los colorantes, estabilizantes, conservantes, edulcorantes y aromas de síntesis presentes en esos productos. Realmente lo que hacemos al ingerir algo de comida basura, es intoxicarnos.

Por el contrario, la alimentación viva es recibida por nuestro cuerpo como agua de mayo, una bendición. Fíjate: ¿qué hay en un piñón? Un nutricionista diría que contiene hidratos de carbono, lípidos y alguna vitamina y mineral. Y sí, es cierto, esos nutrientes básicos son perfectamente reconocidos por nuestro cuerpo como algo bueno que sostiene y alimenta la vida. Lo digerirá y gracias a la circulación sanguínea, lo distribuirá a todas las células del organismo. Pero además aporta otra cosa: ¡información! Información preciosa que también sabemos descifrar: ¡crece! ¡conviértete en un pino! Un piñón es en esencia la fuerza vital que permite que una minúscula semilla se convierta en un majestuoso árbol. Y, ¡claro que podemos aprovechar la información!, nuestro organismo segrega cada noche la hormona del crecimiento que pone en movimiento procesos de regeneración, haciendo que una herida cicatrice rápidamente, que el cabello perdido vuelva a crecer, que en nuestros ovarios vuelva a madurar un óvulo que puede convertirse en un nuevo ser humano. ¿No es maravilloso? Es hora de desterrar la idea de un cuerpo movido por leyes físicas como el modelo newtoniano, y aceptar que somos un sistema de información abierto capaz de vibrar con el frescor matutino o de entrar en modo sueño gracias a las radiaciones del color azul índigo del ocaso, que desencadena el mar de melatonina.

Alimentarse de vida es fácil, esas plantas que ayer mismo arrancó el agricultor de su huerto, es vida; las manzanas recién cogidas del árbol son vida, y como eso un larguísimo etcétera que todas podemos encontrar en los mercados municipales.

¿Por qué son tan poderosas las vitaminas?

Son nutrientes esenciales para la vida, de ahí su nombre: vita-mina. Algunas las sintetiza nuestro propio cuerpo, como la vitamina B12, pero otras, como la vitamina C, han de ser aportadas por nuestra alimentación, por eso es tan importante comer verdura fresca, fruta cruda. Esa simple vitamina, la C, ha sido investigada hasta la saciedad, demostrando su papel antiinflamatorio, tónico del sistema venoso, potenciador de nuestras defensas, antialérgica, antioxidante …

¿Qué papel juegan los intestinos en el envejecimiento y en la belleza?

En los intestinos reside nuestro segundo cerebro, los millones de bacterias que viven en el intestino permiten absorber los nutrientes de nuestra comida: somos lo que absorbemos, no lo que comemos.

Uno de los neurotransmisores básicos para nuestro bienestar emocional, la serotonina, se fabrica ahí, de donde unos intestinos en mal estado pueden favorecer estados depresivos.

Y algo bien importante: los intestinos nos liberan de tóxicos que de otro modo acabarían envenenándonos; son capaces de juntar la materia de deshecho, lo que queda después de aprovechar todos los nutrientes de lo que hemos ingerido, y compactarla en materia fecal que irá recorriendo los últimos tramos del intestino grueso, hasta deshacerse de ella por el conducto anal. ¿Te imaginas una casa bonita llena de polvo y basura? ¿verdad que no? Pues de igual modo el primer paso para una piel sana y luminosa es asegurarse de ir al baño como mínimo una vez al día.

¿Cómo nos determinan las hormonas? ¿Podemos sacar partido de su función?

Hay hormonas de diferentes tipos y con funciones muy diferentes. Algunas, como el cortisol, tienen un papel de mensajero trascendental para la vida; otras inciden de forma determinante en nuestra manera de ver el mundo.

La hormona reina del estrés es el cortisol; ante una situación de peligro, a una orden del hipotálamo una zona del cerebro,  las glándulas suprarrenales liberan cortisol que viaja rápidamente por la sangre activando  las típicas reacciones al estrés: el corazón late más rápido, sube la presión sanguínea, aumenta el riego a las extremidades por si hay que salir huyendo, capta azúcar para que los músculos puedan quemarlo si hay que luchar, desconecta el sistema reproductivo ya que en momentos de lucha o huida reproducirse no es prioritario…

Las hormonas sexuales, estrógenos y testosterona principalmente, bañan el feto en el vientre de su madre conformando desde antes del nacimiento un mapa mental diferente dependiendo del género del embrión. Más adelante, durante la adolescencia, la etapa fértil y la menopausia o andropenia, el nivel de esas hormonas hará que prioricemos el hecho de tener pareja y criar retoños o bien concedamos más importancia a nuestra propia plenitud y realización. Desde luego las hormonas no determinan nuestra vida, sin embargo, su influencia es mucho más importante de lo que queremos creer. Por eso es tan importante disponer de información fiable y rigurosa, ya que podemos comprender mejor nuestra historia de vida y ser más bondadosas a la hora de juzgarnos a nosotras mismas o a los demás.

¿Por qué consideras fundamental celebrar las diferentes etapas de la vida con rituales?

En nuestra sociedad pareciera que solo hay una edad buena y aceptable: la dorada juventud. Toda la publicidad se centra en esa etapa, alimentando la imagen de hombres más hombres con tal o cual colonia conduciendo tal o cual vehículo con una pin-up de revista al lado. Las sociedades de la antigüedad se regían por normas espirituales, honrando a los ancestros y dando continuidad a sus costumbres para perpetuar un orden. Esas tradiciones politeístas fueron sustituidas en muchos lugares de la tierra por una de las tres religiones monoteístas más importantes y extendidas, sustituyendo ritos paganos por cultos religiosos. En occidente, por ejemplo, el bautismo recibe al recién nacido dentro de la comunidad; la primera comunión marca la edad en la que el niño o la niña tiene “uso de razón”. La celebración de los esponsales es una manera de confirmar que una joven está lista para procrear dentro de las normas de convivencia. Al desaparecer la religión, se da un vacío, no tanto en la etapa de reproducción, pues con boda o sin ella, se siguen formando parejas más o menos estables para crear un hogar donde puedan crecer los hijos, sino en la madurez. No hay ningún ritual que celebre que estamos libres del mandato genético de procrear, que ya no nos debemos a la familia y que podemos hacer con nuestra vida lo que nos venga en gana. La madurez no se celebra como es debido, y sin embargo nos las apañamos para cultivar amistades y aficiones; estaría bien tomar conciencia colectiva de ese paso de la madurez a la mujer de sabiduría.

Además de buenos hábitos y una alimentación saludable, ¿qué más puede alargar y mejorar nuestra calidad de vida mientras envejecemos?

Para mi existen diez pilares de la salud y la longevidad, y diez aceleradores del envejecimiento, recogidos en el libro Antiaging Natural, un programa para regenerar el cuerpo y revitalizar la mente. Sería muy largo desgranarlos todos aquí, y hemos enumerado algunos como la alimentación, el liderazgo interior y el cuidado de la flora intestinal.  Otros puntos son fáciles y evidentes y no por ello menos importantes, como la detoxificación periódica, el sueño y el descanso, las amistades, los animales de compañía, la respiración, la meditación o mindfulness, la ecuanimidad o correcta perspectiva de las cosas y desde luego la gestión del estrés. Hoy en día la ciencia ha descubierto factores determinantes en el envejecimiento, que afortunadamente ya se recogen en el libro. Una de ellas, la principal, es lo que se denomina el “Inflamaging”. Ahora sabemos que la inflamación interna está presente en prácticamente todos los problemas de salud asociados a la edad, desde cardiovasculares hasta neurológicos, Parkinson y Alzheimer incluidos.  La inflamación es una respuesta del organismo a una agresión, sea interna o externa; la buena noticia es que es fácil de detectar con analíticas convencionales y puede corregirse con la alimentación y algunos suplementos propios de la terapia ortomolecular, como el Omega 3 y la cúrcuma. Los niveles de oxidación y la longitud de los telómeros, también claves para determinar la edad biológica versus la edad cronológica, precisan análisis propios del antiaging natural, fácilmente practicables. Por último, teniendo en cuenta que me dejo muchos en el tintero, la gestión del estrés mediante prácticas como meditación, mindfulness, yoga, etcétera, se ha revelado fundamental para asegurar nuestra salud y calidad de vida en todas las etapas de la misma.

¿Por qué crees que deberíamos purificarnos y eliminar las toxinas dos veces al año? ¿Cómo se consigue?

Fíjate que la religión católica y la musulmana imponen ciertos periodos de ayuno. Hoy en día el laicismo ha dejado en el olvido aquellos preceptos, sin embargo, vuelven a estar más vigentes que nunca, al estar respaldados ahora por rigurosos estudios científicos.

Hemos de eliminar toxinas de forma radical en nuestro día a día, modificando nuestra manera de comer, eligiendo muy bien lo que compramos, priorizando productos frescos y de temporada, normalmente de mercado de proximidad antes que comer de supermercado, demasiado lleno de productos elaborados industrialmente, hechos para durar y por ello lleno de conservantes. También haríamos bien en darnos cuenta de la cantidad de azúcar que llevan ciertos alimentos como los cereales del desayuno, las galletas y bizcochos de la merienda y en general toda la comida preparada.

Si queremos ir más allá, podemos plantearnos un pequeño plan détox como el que propongo en el libro. Lo fundamental es el aspecto psicológico con que vamos a abordar la cura détox, por eso creo que es importante el asesoramiento profesional o contar con un buen manual que cuide ese aspecto. En esencia, se trata de pasar un periodo de aclimatación donde ya no comemos proteína animal para desembocar al ayuno propiamente dicho. Otra opción cada vez más en boga es el ayuno intermitente, que propone dejar pasar como mínimo 12 horas o más entre la última comida y la siguiente, por ejemplo, cenar temprano de manera que no se coma nada hasta el desayuno del día siguiente, o, si es posible, hasta la hora de comer del día siguiente. Recomiendo seguir las pautas de la mano de un profesional y desde luego encontrándonos bien y sintiéndonos fuertes tanto física como espiritualmente. Quiero añadir unas palabras dirigidas a las profesionales del mundo de la estética: las clientas se ponen en vuestras manos con el fin de buscar un momento de paz y bienestar sintiendo que en ese “oasis “que es vuestro gabinete, están siendo cuidadas en lugar de ser ellas las que cuidan a los demás, como tienen por costumbre. Aprovechemos la oportunidad para trabajar juntas en favor de su salud. La información es poder, facilitad a vuestras clientas las herramientas para vivir mejor, y si tenéis alguna duda, escribidme.

 

QUIERO SABER MAS

¿Quieres saber más sobre esta noticia?
Rellena el formulario y recibirás información sin compromiso:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso
INFORMACIN SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS PERSONALES
Responsable del tratamiento VIDA ESTÉTICA, S.L. así como empresas del GRUPO COSMOBELLEZA
MUNTANER, 477 BAJOS PUERTA 1ª 08021 BARCELONA
Finalidad del tratamiento Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con VIDAESTÉTICA como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el Usuario realice mediante la web, así como la gestión del env&icute; de información y comunicaciones comerciales a solicitud del usuario. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.
Legitimación Consentimiento del interesado. Interés Legítimo.
Destinatarios y transferencias Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal o en interés legítimo cuando sea necesario cederlos a los proveedores para gestionar, atender y dar respuesta correctamente a su solicitud. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield", aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.
Plazo de conservación Al menos durante los plazos establecidos por la legislación aplicable y en todo caso mientras se mantenga la vigencia del consentimiento y no se solicite la supresión.
Derechos de las personas Derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de datos, oponerse al tratamiento o solicitar su limitación, enviando su solicitud a la dirección del responsable. Pueden realizar una reclamación ante la Autoridad de Control de protección de datos.

Te puede interesar...

Logo VidaEstetica
Logo Grupo Cosmobelleza
Logo Tocado

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegar por la web implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar