antiaging natural

AZÚCARES Y RADICALES LIBRES: LOS SABOTEADORES DE TU JUVENTUD

¿Por qué envejecemos?

En el artículo anterior, una entrevista que publicamos en el número enero-febrero, explicamos que es el Antiaging Natural, mi método para cumplir años nutriendo todas las células de nuestro cuerpo, de modo que se mantengan sanas, es decir funcionales.  ¿Cómo nutrir las células? Te preguntarás. La respuesta … ¡en el próximo capítulo! Ahora me gustaría desvelar para ti los secretos descubiertos por los científicos acerca de las claves del envejecimiento.

Radicales y antirradicales libres

Nuestro cuerpo está formado por células que a su vez están formadas por moléculas. Las moléculas contienes átomos. En ese pequeño universo, todo vibra, todo está en continuo movimiento. Dependiendo del tipo de elementos que contenga una molécula y de cómo estén dispuestos sus átomos, tendremos una molécula de agua o de cualquier otro elemento conocido.  Cuando dos o más átomos se encuentran, puede darse un intercambio de electrones. Y aquí interviene nuestro primer protagonista: el radical libre. Un radical libre es una molécula con al menos un electrón no pareados. Los electrones suelen ir de dos en dos. No les gusta estar solos. Esos electrones sin pareja se unen a otros en cuanto tienen la mínima oportunidad. Cuando eso sucede, se produce una reacción química que origina radicales libres. Estos no son ni buenos ni malos. Para que no haya un exceso de radicales libres, nuestro cuerpo es capaz de sintetizar también antirradicales libres, también conocidos como antioxidantes. En el cuerpo todo está en equilibrio.

Cuando nos hacemos mayores, incluso desde los 40 años, ese equilibrio puede perderse. Una de las teorías  postula que envejecemos debido precisamente a la oxidación de nuestras células. En antiaging incluimos una alimentación –y a menudo también suplementación- a base de verduras frescas, ricas en antioxidantes naturales. La vitamina C, tan alabada por el Premio Nobel  Linus Pauling, es una de las más conocidas. Otras sustancias con gran poder antioxidante son la vitamina E, el mineral selenio, los flavonoides o pigmentos que confieren color a frutas y verduras, la axtantina que da su característico color al salmón, las catequinas del té verde, el licopeno del tomate, las antocianidinas de moras, fresas y frambuesas, así como muchos otros nutrientes.  Según esta teoría, envejecemos porque el cuerpo se oxida, como una manzana cortada por la mitad y los antioxidantes pueden ayudarnos a ralentizar el proceso de envejecimiento.

Estoy segura de que sabías todo esto y también que en tu cabina has visto los desastrosos efectos que puede causar en la piel el exceso de radicales libres provocados por los rayos solares: arrugas, manchas oscuras…. Muchos tratamientos cosméticos llevan ya antioxidantes. Pues bien, si deseas reforzar el efecto benéfico de tu tratamiento, puedes optar por recomendar a tu cliente un complejo antioxidante. Te lo agradecerá.

¡Lo que mucha menos gente conoce es la perniciosa capacidad proenvejecimiento del azúcar!  En efecto, mucho más dañino que oxidarse, es convertirse en un caramelo. ¡Me explico!

Nuestro enemigo el azúcar

¿Has disuelto alguna vez azúcar en agua hasta llevarlo a punto de caramelo? ¿Recuerdas cómo, al verterlo sobre un trozo de tela y dejarlo enfriar, el tejido queda duro y quebradizo como el cristal? Pues esto es exactamente lo que le suceden a nuestras fibras de colágeno cuando tomamos hidratos de carbono de absorción rápida, como el azúcar blanco.

Parece mentira que una cosa tan rica pueda causar tanto daño a nuestras células. Las moléculas de azúcar “caramelizan” las fibras de colágeno volviéndolas duras, espesas, poco flexibles, en una palabra: volviéndolas ineficientes, que es lo mismo que decir envejeciéndolas prematuramente.  Cuando una molécula de azúcar se adhiere a una célula sana de nuestro cuerpo, se produce lo que se denomina “glicación”. Según las últimas investigaciones científicas, la glicación es uno de los peores enemigos del envejecimiento saludable, es todo lo contrario al antiaging.

El azúcar crea adicción. Está comprobado. Y es algo que la industria alimentaria sabe aunque lo niegue tres veces, al igual que en su día se negó  que la nicotina fuera aditiva y el tabaco en su conjunto provocara cáncer. El problema es que no se trata ya de sustituir el azúcar de nuestro café con leche por sacarina; no es ya un problema de fuerza de voluntad individual. Es un problema que afecta a la sociedad en su conjunto. La industria alimentaria es culpable de esconder la gran cantidad de azúcar que hoy día hallamos en nuestra despensa. Según las estadísticas,  aproximadamente el 80% de los 600.000 alimentos envasados que se pueden comprar en EEUU, llevan azúcar, jarabe de maíz o similares: desde los panecillos  para hamburguesa hasta las propias hamburguesas, pasando por el kétchup, la mostaza, la mayonesa, el jamón dulce, los cereales del desayuno, galletas y chocolates,  por no hablar de lácteos, zumos  y refrescos. La lista es interminable. Como colofón un dato: el consumo de azúcar se ha triplicado en 50 años mientras que la población solo ha aumentado el doble.

¿Qué hacer?

Ante todo, tomar conciencia de que estamos ante una adición, consecuentemente protegernos a nosotras mismas y a nuestra familia. En segundo lugar, echar mano de algunos antídotos que nos ofrece el arsenal Antiaging Natural: el aminoácido L-carnitina y el ácido alfalipoico. Esta sustancia natural no sólo es un antioxidante todo terreno, sino que además ayuda a luchar contra los efectos de la glicación. Una cápsula de 500mg una o dos veces al día bastará, siempre que lo acompañes de un estilo de vida en que las verduras frescas y de temporada, con toda su fibra, estén presentes en tu mesa cada día para acompañar tus platos de proteína; sustituye el café por té verde y destierra los zumos de frutas. La fruta ha de tomarse entera: la fibra, vitaminas y minerales que llevan permiten que la fructosa se libere lentamente en el torrente sanguíneo.¡Nuestro cuerpo no sabe qué hacer con el azúcar blanco! Para procesarlo necesita robar calcio y otros minerales de huesos y dientes (por eso provoca caries y osteoporosis).  Por último un truquito: espolvorea de canela la avena integral del desayuno: la canela hace descender el azúcar en la sangre. ¡Menos galletas y más jamón serrano!

 

Información:

Victoria Baras

Experta en Antiaging Natural

Autora del libro Antiaging Natural

 

 

QUIERO SABER MAS

¿Quieres saber más sobre esta noticia?
Rellena el formulario y recibirás información sin compromiso:

Contenido no disponible.
Por favor, acepta las cookies haciendo clic en el aviso
INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD DE REVISTA VIDAESTETICA
Responsable Vida Estética S.L.
Finalidad Prestar los servicios ofrecidos a través de la web o atender otros tipos de relaciones que puedan surgir con VIDAESTÉTICA como consecuencia de las solicitudes, gestiones o trámites que el Usuario realice mediante la web, asá como la gestión del envío de información y comunicaciones comerciales a solicitud del usuario.
Legitimación Consentimiento del interesado
Destinatarios Los datos no se cederán a terceros salvo en los casos en que exista una obligación legal. En todo caso, los datos que nos facilitas están ubicados en servidores cuya sede se encuentra dentro del territorio de la UE o gestionados por Encargados de Tratamiento acogidos al acuerdo "Privacy Shield", aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos.
Derechos Derechos Acceso, rectificación, cesión, oposición y derecho al olvido.
Información adicional Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. Si no facilita los datos solicitados como obligatorios, puede dar como resultado no poder cumplir con la finalidad para los que se solicitan.

Te puede interesar...

Logo VidaEstetica
Logo Grupo Cosmobelleza
Logo Tocado

Pin It on Pinterest

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de usuario. Navegar por la web implica la aceptación de nuestra Política de Cookies más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar